Coste efectividad del implante coclear

En medicina el gasto médico se está disparando en todos los países, ricos y pobres, con un crecimiento que a la larga resultará insostenible. Por eso es cada vez más necesario determinar si el beneficio que aporta una intervención (por ejemplo, un fármaco, una técnica de diagnóstico, una campaña de prevención, etc.) compensa su coste económico.

El Centro de Investigación sobre Sistemas Inteligentes de Ayuda a la Decisión (CISIAD) de la UNED ha desarrollado en los últimos años nuevos algoritmos y programas de ordenador para el análisis de coste-efectividad y los ha aplicado a la evaluación de varias tecnologías sanitarias, incluyendo el implante coclear (IC).

Análisis de coste-efectividad del IC bilateral

Cuando una persona padece sordera bilateral severa o profunda, el primer implante aporta grandes beneficios, pues hay una gran diferencia entre oír y no oír. Además, en el caso de los niños que han nacido sordos o han perdido la audición en sus dos primeros años de vida, el implante les permite a aprender a hablar normalmente e integrarse en el mundo de los oyentes. Por eso enseguida se demostró que el IC unilateral es coste-efectivo, es decir, que las ventajas que aporta compensan sobradamente su coste económico.

El segundo implante también aporta algunas ventajas, como una mejor comprensión del habla, sobre todo en ambientes ruidosos, la posibilidad de detectar el origen del sonido, y la posibilidad de seguir oyendo cuando falla el otro. Sin embargo, estas ventajas son menores que las del primer implante, y por ello en las últimas décadas se ha discutido mucho sobre si el segundo implante era coste-efectivo o no.

Con el fin de aportar evidencia científica a esta controversia, el CISIAD inició en 2013 un análisis de coste-efectividad del IC bilateral, financiado por el Instituto de Salud Carlos III (Proyecto PI13/02446, parcialmente subvencionado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y posteriormente por la empresa MED-EL.

En este proyecto han realizado dos encuestas. En la primera participaron 583 alumnos de la UNED y en la segunda 273 usuarios de ICs.

Damos las gracias una vez más a las entidades que han patrocinado el proyecto, a las que han colaborado en la difusión de la segunda encuesta y a todos los estudiantes y usuarios que han respondido a nuestra invitación.

Resultados del proyecto

Publicaciones

Los análisis de la primera encuesta y los resultados preliminares del análisis de coste-efectividad se presentaron en octubre de 2015 en el congreso de la American Cochlear Implant Alliance (CI-2015). Hay más detalles sobre el modelo y el análisis de coste-efectividad en la tesis de máster de Jorge Pérez (capítulo 4).

Conferencia de divulgación

El 24 de febrero de 2016, víspera del Día Internacional del Implante Coclear se impartió en la UNED una conferencia para presentar los resultados al público no especializado.

Cobertura del IC bilateral en España

Durante la realización de este proyecto, el Ministerio de Sanidad español llevó a cabo una revisión de los criterios de aplicación de varios tipos de implantes, incluidos los ICs. El director del CISIAD redactó unas alegaciones basadas en la revisión bibliográfica realizada para este proyecto. En ellas se pedía que todos los niños que lo necesitan reciban dos implantes en vez de uno. Estas alegaciones fueron presentadas formalmente al Ministerio por Clave y por t-oigo. Otras asociaciones de sordos y de implantados cocleares realizaron la misma petición. Aunque los borradores de la ley no incluían esta cobertura, la orden publicada finalmente en el BOE del 8 de julio de 2015 sí incorpora a la Cartera de Servicios Sanitarios "la implantación [coclear] bilateral tras valoración individualizada en niños y en adultos".

Esta ley significa un gran paso, pues hasta ese momento en muchas comunidades autónomas resultaba difícil o imposible conseguir el segundo implante incluso para los niños. Con esta ley, España se convierte en el primer país del mundo que reconoce por ley el derecho al IC bilateral para los adultos. Para los miembros del CISIAD es motivo de alegría saber que nuestra investigación ha contribuido en alguna medida a este logro.

Sin embargo, somos conscientes de que muchos responsables sanitarios aún dudan que deban ponerse dos implantes incluso a los niños de muy poca edad con sordera bilateral severa o profunda. De hecho, hay quien teme que la "valoración individualizada" mencionada en la ley pueda utilizarse para negar el segundo implante a quien podría beneficiarse de él. Por eso pensamos que nuestro estudio de coste-efectividad, que en la actualidad se centra en los niños y próximamente se extenderá a los adultos, puede contribuir a convencen a los escépticos y hacer que lo que ahora la ley recoge en papel llegue a hacerse una realidad en España.

También deseamos adaptar nuestro estudio a otros países en los que el IC bilateral aún no se aplica a todas las personas que podrían beneficiarse de él.

Enlaces relacionados